sábado, 31 de octubre de 2009

Como antes




Ya no atiendo a tus posibles palabras, a tus ridículos sentimientos. Yo lo sé, qué más dará el resto. Te apartaré de mis pensamientos, no volveré a posar en ti la mirada, serás uno más y yo la de siempre. No habrá más paranoyas, sólo las conversaciones desenfadadas de antes, ningún no puedo contarlo; todo claro, todo cristalino, como antaño. Volveré a pensar en otros de distinta forma, y en ti como en los demás, y ni una caricia, ni una mirada, ni un beso se me escapará.






Take this love, take this life...

1 comentario:

  1. Últimamente las palabras de todo el mundo huelen a desesperanza.

    ResponderEliminar